25 AÑOS DAN PARA MUCHO.


Dicen que al nacer venimos ya con el programa insertado parecido a un ordenador, bueno no se si sera tan cierto pero si que pienso que desde pequeños tenemos claras una serie de cosas, como por ejemplo lo que no quieres ser en la vida, imagino que por tus tempranas pero importantes experiencias vividas en tus primeros pasos en la "Jungla" que es la sociedad te van marcando las pautas.

Los años de mozo sirven para irte posicionado en esa lucha que es la vida. Tus primeros amigos, novias, borracheras, casi todo es la primera vez con todo lo mágico que es siempre la primera vez, no solamente de lo que estáis pensando que también.

La inocencia de los primeros pasos lo mas auténticos, mas intenso, cuando subes por primera vez una montaña no sabes aun donde tienes el peor tramo, donde empezaras a sufrir y eso lo hace más autentico.

La vida es un poco igual si supiésemos muchas veces lo que hay detrás de esa puerta no la abreríamos, por eso es bueno irlo descubriendo poco a poco.

En el año 1990 las cosas no eran tan diferentes a nuestros días, desde luego las motos no son como las de hoy y lo mismo pasa con los cascos, las chaquetas de moto, todo en general.

Pero nosotros no eramos muy diferentes, los soñadores buscábamos nuestros sueños, los políticos robaban lo mismo, pero no salia a la luz como hoy.

El ser humano esta por encima de todo esto, el paso del tiempo nos hace mejores generalmente, ni Internet ni el control de tracción en las motos nos hace mejores, simplemente nos vamos adaptando.

En 1992 mi “ cabecita loca” me pedía un sueño, pero ese sueño no era fácil sobre todo cuando hablabas con los bancos. La crisis de después de las Olimpiadas del 92 hicieron mella en la economía de nuestro país.

Por aquellos años yo era un joven de 22 años que quería ser algo en la vida, quería conseguir mi sueño, lo único que me faltaba era saber que sueño era ese y dado que mi cuenta bancaria padecía algo de aquella crisis el camino no era fácil.

Desde muy joven sabia que no podía tener un jefe como todo el mundo, por aquel estoces mi cabeza era como una maquina de generar ideas, inventos, todo lo que fuese para seguir soñando.. y claro eso al jefe no le iba a gustar...

Creo que el carácter es lo que nos hace estar en un sitio o en otro, una fuerza interior que te impulsa o por otro lado de puede dejar sentado en el sofá.

Dicen que todo en la vida pasa por algún motivo, que nada es casualidad, yo estoy de acuerdo excepto cuando pasan cosas que no puedo entender, como los atentados o los muertos en el mar huyendo de sus países, eso sencillamente es una injusticia y punto.

Sobre finales del 90 yo seguía buscando mi sueño y mi maquina de fabricar ideas me llevo a los circuitos después de dejarme una de mis caderas por las carreteras

La épocas de las 2 tiempos, olor a gasolina y aceite sintético, ( como olvidar esa olor)

Mi Gilera Sp01 seria mi compañera hacia la búsqueda de ese sueño. Por aquella época prácticamente solo existía Calafat, todos eramos jóvenes con ganas de demostrar lo que sabíamos hacer con una moto, aunque pronto me di cuenta que para seguir pisando el circuito los números rojos no eran precisamente el mejor color para poder dedicarte a pilotarlas.



Mi sueño duro poco mas de un año y el color rojo paso a ser el color de mi libreta de ahorros.

Pude dejarlo a tiempo antes de provocar una catástrofe mas gorda en mi economía y volví a la casilla de salida de mi sueño.

Seguí trabajando en el taller de coches como pintor con las manos en la pintura y la mente en cualquier otro sitio.

Siempre he pensado que las personas tenemos una especie de química especial para conectar, necesitaba alimentar mi mente, seguía buscando mi sueño y otra cosa no soy pero cabezota lo soy un poco..

Volvía hacia casa una noche y decidí visitar a mi amigo y por aquel entonces cuñado Jordi Pla.

Si yo creía ser un soñador con poca energía por aquel entonces, ( llevaba tiempo buscando sin encontrar) pero Jordi tenia energía suficiente como para alimentar toda una feria sin necesitar un enchufe. El no era creativo, es la creatividad con piernas, no es soñador es un sueño con cara y brazos, para mi era un Genio en todo lo que se proponía

Recuerdo cuando me miro y me dijo:
¿Si eres un fanàtico de las motos que coño haces pintando coches?

En ese momento no supe que decir y como casi siempre le dije que si a casi todo lo que me decía y me fuí a casa.

De camino a casa veía su rostro diciéndome, no te rindas y SIGUE TU SUEÑO!!!

Yo estaba un poco tocado puesto que ya no seria el joven piloto que algún día llenaría alguna parrilla de cualquier circuito lejano.

De todas formas no estaba tan jodido como para visitar cualquier puente cercano y meditar sobre el.

Al día siguiente quedé con la que entonces era mi pareja y le dije que había pensado dejar los coches y pasarme a las motos, ella estaba acostumbrada a mis discursos de joven innovador y con ideas como para montar una central nuclear con un ordenador y una parabólica.. y una vez mas me escuchó y lo más sorprenderte me apoyó.

La idea de montar una tienda, se iba haciendo grande, era como una planta que la riegas cada día, crecía y crecía eso eso si era una de esas plantas que crecen tanto que se acaban doblando de tanto peso, mi idea cogía tanto peso que podía aburrir a un gato de yeso con mis planes para alcanzar mi sueño.

Después de unos meses decidí dejar mi trabajo con los coches y alcanzar algo de formación en mi nuevo oficio de comerciante y ayude de forma gratuita a Çiscu de Motos Workshop de Sabadell, donde di mis primeros pasos de vendedor de cascos por el año 1990.

Me apunte a cursos de formación de la cámara de comercio que por suerte eran gratis, porque aunque el color rojo había desaparecido de mi Libreta de ahorros el color negro podía esfumarse en cualquier momento.

Hay una estrofa de una canción muy bonita de El último de la fila que dice, ¿Donde estabas entonces cuando tanto te necesite? Un día le preguntaron a Manolo García que quería decir cuando escribió esta canción.

El dijo: Esta frase no es para una antigua novia ni nada parecido, la escribí para todos esos buitres que rondaron por mi alrededor cuando empecé a alcanzar la fama.

Es muy curioso que los bancos te busquen cuando ya no necesitas de ellos. Visité a varios banqueros y ninguno estaba muy convencido de que alcanzaría mi sueño, pero yo era mas cabezota que cualquiera de ellos y seguí el camino hacia mi sueño.

 Me miraba al espejo y me decía: Sigue adelante porque ya se lo que es fracasar, no me pilla de nuevo, se lo que es decepcionarme a mi mismo pero mi aventura en los circuitos me hizo mas fuerte, me conocía mejor, y empecé a no sobre valorarme mas bien odiaba hacerlo, me exigí tanto que era imposible pararme en aquel momento.

Después de meses buscando, encontré un local y me dispuse a empezar a trabajar cuanto antes en el. Diseñamos el mostrador en forma de chicane, Jordi es un gran dibujante y me hizo los diseños de todo el mobiliario para la que iba a ser la Primera tienda especializada del valles en indumentaria para motoristas.

Meses de pintura, maderas, muchísimos gastos que empezaban a teñir de rojo nuevamente el color de lo que quedaba de mi Libreta...

Necesitaba abrir cuanto antes con el poco material que había reunido con el poco dinero que tenia, bueno mas bien el que ya no tenia...

Abrimos RaiderStil el día 09 de Julio de 1992 en la Plza Creu Alta de Sabadell.

Jordi se encargo de la Inauguración, y desde luego nadie mejor que el para un evento así. Se encargo de venir con un equipo de camareros que el mismo pagaría.

Invite a todos los mecánicos de Sabadell, todo decían que la idea no era mala, pero los tiempos que corrían no eran los mejores, y como de costumbre no hice caso de ninguno.

Diseñe unos Flayers de publicidad que por las noches poníamos en los manillares de las motos o dábamos en los semáforos cuando paraban la moto.

De la frase “ La fe mueve montañas” yo añadiría La Ilusión las puede cambiar de sitio.

Un negocio no es nada si la persona que lo levanta cada día no pone ilusión y cariño en todo lo que hace, todo absolutamente todo.

Los peores años de Raiderstil fueron los años donde me forme, sabia que estaba allí para alcanzar un sueño y lo mas importante había venido para quedarme..

Cuando has mordido el polvo puedes caminar sobre el barro sin problemas. Días de cajas en blanco, letras que no se podían atender y el señor del banco reclamando mi presencia.

Esos días aprendí que puedes tener el bolsillo vacío pero nunca des la espalda a nadie, da la cara y todos te entenderán, aunque quieran mas que eso, ese respeto te lo ganas para siempre, nadie va a olvidar que estuviste cuando tenias que estar.

En el año1993 cambiamos de ubicación y fuimos al local que tenemos actualmente en carretera de Prats, y de seguida notamos una mejora en las ventas.. No había alcanzado mi sueño todavía pero sabia que lo peor había pasado ya.

Seguí en la misma dirección y las aguas dejaron de venir bravas y pudimos empezar a ver un poco de luz al final del camino.

Después de 25 años si que puedo decir que alcance mi sueño, apagué ese fuego y me hice un hombre sin darme cuenta..

La tienda me ha dado casi todo lo que tengo y lo mas importante para mi me ha permitido seguir soñando en otros proyectos que me llenan mas el alma que el bolsillo, sin los cuales no seria yo.

He aprendido a respetar, tener paciencia, ser honesto, humilde y lo mejor de todo, ser yo mismo.

Gracias a todas las personas que me habéis ayudado en este sueño.

Guillem.